logo

¿A qué gastos vamos a meter mano los Arquitectos? COA´s y CSCAE – Estructuras insostenibles.

fotoConviene recordar que, los Colegios de Arquitectos  son corporaciones de derecho público que gozan de plena autonomía en su organización y que se financiancon lasaportaciones económicas  de los arquitectos que se hayan incorporado a ellos.

Los Colegios de Arquitectos de España  creados en 1929  y su Consejo Superior (1931), tienen personalidad jurídica propia y sus fines son, básicamente, procurar el perfeccionamiento del ejercicio profesional, ordenarlo en el marco de la Leyes, velar por la observancia de la deontología profesional  y representar y defender los intereses generales de los arquitectos.

¿Que estructura organizativa necesitamos?

Durante 50 años fueron suficientes 6 Colegios de Arquitectos para gestionar una obra urbanística  y arquitectónica enorme y llevar a cabo iniciativas de grandes  frutos para la sociedad española y para  los arquitectos. En el último tercio del siglo XX, casi en paralelo con las transformaciones habidas en las Estructuras de Estado, los colegios de arquitectos con una falta de previsión absoluta y cegados por la burbuja inmobiliaria  reconvirtieron en muchos casos las delegaciones en colegios y donde había dos COA’s ahora hay ocho, además de un consejo con el consiguiente aumento desproporcionado de gastos, y en definitiva todo ello para dar el mismo servicio.

En 2015 tenemos ya, 26 Colegios de Arquitectos (algunos con menos de 15 años de antigüedad),1 Consejo Autonómico y el CSCAE.

La precariedad de la profesión es mayúscula: Arquitectos que cierran y ponen a la venta sus estudios; arquitectos que adelantan su jubilación;  jóvenes arquitectos que no se colegian si se quedan en España y subsisten  con otra actividad; arquitectos que emigran en busca de oportunidades… Bastantes años, ya, de degradación de la profesión, no han sido suficientes, al parecer, para que los colegios y el  CSCAE  se replanteen la estructura  asociativa de los arquitectos, replanteamiento éste,  imprescindible para la supervivencia de nuestros colegios profesionales.

No podemos seguir así: estructuras organizativas enormes, 26 Decanos con sus Juntas de Gobierno, sedes colegiales costosísimas, estatutos limitativos, duplicidades de administraciones colegiales, cuotas elevadísimas, el capital ahorrado por los arquitectos durante años  evaporándose en gastos corrientes incompresibles…¿instituciones inútiles? … o … ¿estructuras insostenibles?

El gobierno de la nación, con 17 autonomías y sus correspondientes circunstancias de despilfarro sistemático en las Administraciones Públicas, resuelve los problemas contables con subidas brutales de impuestos…” porque no hay otro remedio” (dicen ellos)… que pagamos entre todos… pero… ¿Quién va a financiar nuestros colegios de arquitectos?  ¿A qué gastos vamos a meter la tijera los Arquitectos?

Los Colegios de Arquitectos y su Consejo Superior NO son prescindibles en una sociedad moderna y organizada y SIson (o deberían ser) garantía del buen ejercicio profesional.  El futuro es posible dando un vuelco a nuestra estructura asociativa, con atrevimiento, creatividad y decisión. Necesitamos revisar nuestros estatutos para tener colegios de arquitectos  ágiles, flexibles, reducidos y eficientes.

Seamos resolutivos y reduzcamos nuestras estructuras….

LA RENOVACIÓN ES POSIBLE.

Marisa Aranguren de Milicua
de Renovación Otra Cosa

Desde la Junta de Representantes del COAM, el grupo RENOVACIÓN OTRA COSA promueve un Colegio abierto, comprometido y concebido como instrumento de futuro para los jóvenes. Un cambio que permita recuperar la confianza de la sociedad en los arquitectos.

Comenta esta entrada:

*

captcha *